Búsqueda rápida
Búsqueda general Búsqueda en clinica Búsqueda en Industria
 

Search form

Qué está buscando

¿Qué está buscando?
  • Nuestros Productos
  • Nuestras soluciones
¿Qué está buscando?
1 Seleccione una
FRANQUICIA
2 Seleccione una
APLICACIóN
3 Seleccione un PRODUCTO

Sobre microorganismos

Bacteriófagos 

Los bacteriófagos están entre los tipos biológicos más abundantes del planeta y están programados exclusivamente para infectar e identificar bacterias hospederas. Los fagos han evolucionado junto con las bacterias durante más de mil millones de años, y pueden sobrevivir en los ambientes más extremos, incluidos suelo, desperdicios animales y conductos intestinales. Los estudios revelan que, cuando se utilizan en sistemas de análisis microbiológico, los fagos ofrecen varias ventajas frente a los anticuerpos, como una especificidad y un poder de adherencia superiores. Se ha demostrado que las proteínas de fagos proporcionan un sólido rendimiento en muchas aplicaciones diversas, incluso con las matrices alimenticias más complejas y difíciles.

Campylobacter

El número de infecciones entéricas detectadas a causa del género  Campylobacter —y  Campylobacter jejuni (bacteria termotolerante) en particular— ha aumentado rápidamente desde que en muchos países se establecieran sistemas de vigilancia. Las complicaciones relacionadas con estas infecciones —bacteriemia, infecciones secundarias y el síndrome de Guillain-Barré (complicación neurológica)— están ahora bien documentadas y pueden ser particularmente graves. Campylobacter es la tercera causa de muerte por infecciones transmitidas por los alimentos, después de  Salmonella y Listeria. Las bacterias Campylobacter se encuentran sobre todo en animales de sangre caliente, en particular aves de corral. Por lo general, la transmisión a los humanos se produce por la ingestión de alimentos contaminados que no se han cocinado suficientemente (carne de ave de corral, carne de oveja, carne de cerdo) y por la exposición a agua y ambientes contaminados de dichos animales en instalaciones de producción de alimentos e instalaciones de cría de animales (sobre todo granjas avícolas). La frecuente presencia y alto nivel de  Campylobacter en tales muestras, la falta de normativa en la mayor parte de los países y la complejidad de los análisis necesarios son factores que han dificultado hasta la fecha el screening de rutina.

Clostridium difficile

La incidencia y gravedad de Clostridium difficile ha aumentado considerablemente en los últimos 10 años, desde que una cepa de esta bacteria procedente de Norteamérica adquirió mayor virulencia. En la actualidad C. difficile causa alrededor de 250 000 hospitalizaciones y al menos 14 000 muertes al año en los Estados Unidos de América. Esta nueva cepa es más resistente al grupo de antibióticos que se conocen como fluoroquinonas, ya que es capaz de producir mayores cantidades de toxinas A y B, , y en la actualidad también se ha extendido a países europeos.

Si desea obtener más información, consulte nuestro sitio web específico BE S.M.A.R.T WITH RESISTANCE

Enterobacterias

Poniendo el acento en un enfoque de calidad total en la producción de alimentos, los planes de análisis de peligros y puntos de control crítico (APPCC, en su denominación abreviada), y los procedimientos de evaluación de riesgos realzan el papel que desempeñan los indicadores de calidad, como el recuento de viables totales, coliformes, Escherichia coli y enterobacterias, en el control de la calidad higiénica y comercial de los alimentos.

El recuento de enterobacterias es el parámetro de higiene fundamental en el último reglamento europeo sobre criterios microbiológicos aplicables a los alimentos, el Reglamento (CE) n.º 2073/2005. La familia de las enterobacterias incluye importantes agentes de deterioro de alimentos y ciertos patógenos intestinales como Salmonella spp., Shigella spp

Escherichia coli O157

Hoy día la gravedad de la infección por Escherichia coli O157:H7, causada generalmente por el consumo de carne o leche contaminadas, es bien conocida. Muchas veces, las precauciones normales de higiene y almacenamiento de los alimentos no son suficientes para limitar la presencia de este microorganismo. El screening de este patógeno es ahora más importante que nunca.

Enterobacter sakazakii (Cronobacter)

Patógeno neonatal asociado a los preparados en polvo para lactantes (PPL). Este organismo se ha aislado de muchos productos alimenticios, así como de fuentes ambientales, como agua y suelo (Fanning & Forsythe, 2007). Se ha encontrado en alimentos, incluidos la leche en polvo, el chocolate, los cereales, las especias y la pasta. Enterobacter sakazakii es también en ocasiones un contaminante de los alimentos deshidratados. En los recién nacidos puede causar un tipo raro, pero potencialmente mortal, de meningitis neonatal (letalidad del 10 %-55 %), bacteriemia, enterocolitis necrotizante (letalidad del 40 %-80 %) y meningoencefalitis necrotizante (Bowen & Braden, 2006). Enterobacter sakazakii pertenece a la familia de las enterobacterias y fue designada como nueva especie bacteriana por Farmer et al. en 1980. Recientemente se aclaró la taxonomía de E. sakazakii y se propuso una reclasificación de E. sakazakii que agrupa 6 especies en un nuevo género: Cronobacter (presentado para su publicación en IJSEM*). * International Journal of Systematic and Evolutionary Microbiology

Legionella

Legionella es una bacteria patógena que es el agente causal de la enfermedad del legionario, también denominada legionelosis. Dicha enfermedad es una forma grave de neumonía y puede ser letal si no se diagnostica y trata pronto. La infección se adquiere por inhalación de aerosoles contaminados con Legionella procedentes de fuentes como torres de enfriamiento, balnearios y duchas. Las poblaciones de riesgo son fundamentalmente varones adultos con factores de riesgo asociados como inmunodeficiencia, tabaquismo, alcoholismo o diabetes. En 2005 se notificaron más de 1500 casos de legionelosis en Francia, y aproximadamente 5700 en Europa..Según los CDC (Centros estadounidenses para el Control y la Prevención de Enfermedades), en los Estados Unidos de América se producen entre 8000 y 18 000 casos de legionelosis al año.

Listeria

Los miembros del género Listeria son ubicuos y solo una especie es patógena. Se ha aislado bacterias Listeria de varios productos alimenticios, incluidos productos lácteos, carne, verduras y pescado y marisco, así como de muestras ambientales recogidas, en particular, de plantas de transformación de alimentos. Listeria monocytogenes es la única especie considerada patógena para los humanos. La listeriosis en humanos puede causar patologías como meningitis, septicemia, encefalitis y abortos. Entre los grupos de riesgo están las mujeres embarazadas, los recién nacidos, los pacientes inmunodeficientes y los ancianos. Listeria monocytogenes está muy extendida en el medio ambiente y es un riesgo en potencia cuando se ingieren alimentos crudos o parcialmente procesados, e incluso algunos productos alimenticios fermentados.

Staphylococcus aureus resistente a la meticilina  (MRSA)

En esta década se ha registrado un continuo aumento de la incidencia de MRSA en Europa y los Estados Unidos de América. En Estados Unidos., las tasas actuales de MRSA superan el 50 % de todas las infecciones por Staphylococcus aureus y rondan el 90 % en algunos países asiáticos. MRSA es ahora resistente a una serie de antibióticos, incluidos la meticilina y otros antibióticos más comunes como la oxacilina, la penicilina y la amoxicilina. En algunos países, más del 60 % de los casos de S. aureus de las unidades de cuidados intensivos hospitalarias son ahora resistentes a estos antibióticos de primera línea.

Si desea obtener más información, consulte nuestro sitio web específico BE S.M.A.R.T WITH RESISTANCE

Mycobacterium avium ssp paratuberculosis

Mycobacterium avium ssp paratuberculosis (MAP) es el agente etiológico de la enfermedad de Johne, una enteritis granulomatosa que puede afectar al ganado bovino, ovino y caprino y otras especies salvajes no rumiantes. Numerosos países han establecido programas para controlar esta importante enfermedad digestiva, aunque con distintos niveles de éxito. La heterogeneidad de las muestras de heces, bajos niveles del microorganismo, y las inhibiciones de la PCR son los principales obstáculos para una detección directa fiable de animales infectados de paratuberculosis.

Solución para la detección de Paratuberculosis 

Salmonella

Salmonella es una de las principales causas de intoxicación alimentaria en el mundo. Los síntomas producidos por una infección por Salmonella son: fiebre, diarrea y cólicos. La bacteria Salmonella puede encontrarse en los conductos intestinales de humanos y animales, incluidas las aves. La transmisión a los humanos suele producirse por ingestión de alimentos contaminados con heces de animales.

Shigella

La bacteria Shigella suele encontrarse en aguas contaminadas con heces humanas y también es causante de enfermedad transmitida por los alimentos. Los síntomas de la shigelosis (disentería bacilar) incluyen dolor abdominal; dolor cólico; diarrea; fiebre; vómitos; sangre, pus o moco en las heces.

Enterotoxinas estafilocócicas 

Las enterotoxinas estafilocócicas se cuentan entre las causas más frecuentes de intoxicación alimentaria. Se han identificado siete tipos serológicos distintos. Estas proteínas son producidas principalmente por Staphylococcus aureus, aunque se ha informado de que las especies más recientes, S. intermedius y S. hyicus, son enterotoxígenas. Aunque los estafilococos se pueden destruir mediante tratamiento témico, las toxinas son termoestables y pueden sobrevivir a temperaturas elevadas.

Staphylococcus aureus

Staphylococcus aureus es la causa más frecuente de intoxicación alimentaria. Esta se caracteriza por un comienzo repentino/violento, fuertes náuseas, dolor cólico, vómitos y diarrea, y suele durar de 1 a 2 días. Este patógeno oportunista puede encontrarse en humanos (piel, heridas infectadas, nariz y garganta) y se ha relacionado con una amplia variedad de alimentos, incluidos carne y productos cárnicos, carne de ave de corral y ovoproductos, ensaladas, productos de panadería y leche y productos lácteos.

Enterococos resistentes a la vancomicina (ERV) 

En determinados países (en particular en Estados Unidos.), los enterococos se han vuelto resistentes a la vancomicina, un antibiótico que suele utilizarse para tratar las infecciones enterocócicas. Los datos comunicados a los CDC en relación con Estados Unidos. durante 2004 mostraron que los ERV causaban alrededor de 1 de cada 3 infecciones en las unidades de cuidados intensivos hospitalarias.

Si desea obtener más información, consulte nuestro sitio web específico BE S.M.A.R.T WITH RESISTANCE

Yersinia enterocolitica

Y. enterocolitica es una causa relativamente poco frecuente de diarrea y dolor abdominal. La mayoría de las veces la infección se adquiere por ingestión de alimentos contaminados, en especial productos porcinos crudos o poco cocinados, así como helado y leche. Entre los síntomas habituales están la fiebre, el dolor abdominal y la diarrea, que a menudo es hemorrágica. 

- Más información en: http://pt.biomerieux.net/node/385#sthash.iEbjLD6y.dpuf

 

Pioneering diagnostics